Mente Extendida

El Blog de Laura Sastre

Optima infinito

Los caminos más insospechados de GTD®

| tiempo de lectura 5:20'
Los caminos más insospechados de GTD®

«GTD® te ha llevado por los caminos más insospechados», me comentaba Marta en mis primeras Jornadas de OPTIMA LAB, allá por el mes de septiembre de 2019.

Y añadía: «me alegro de que empezar a usar GTD® te haya traído donde te ha traído».

Claro que, en ese momento, yo aún no tenía ni idea de a qué se refería.

Marta sabía que yo no había llegado ni por desesperación ni por necesidad al mundo de la efectividad personal. Yo soy de las que ha llegado al mundo de GTD® por casualidad. 

No ha pasado ni un año desde entonces y ya puedo plasmar en un mapa todos esos caminos que llevo recorridos. Así que el post de hoy lo escribo, no sólo para mí, sino para compartir conocimientos, experiencias y curiosidades en este año 2020 que, ahora que lo pienso, no ha sido tan malo.

 

Conocer a David Allen

El nombre de David Allen no me era desconocido. Sus libros entraron en casa mucho antes de que yo supiera de la existencia de GTD®. Jamás había pedido un autógrafo a nadie en mi vida hasta que le conocí.

En una primera impresión, me pareció un hombre mayor, indefenso, incluso algo ausente. 

Durante los cinco días de formación vi cómo, después de comer, hacía un bolillo con su chaqueta y se tumbaba en el suelo para echarse una siesta mientras seguía el estudio en el aula. A punto estuve de pisarle varias veces al levantarme. 

Sin embargo, cuando se ponía a hablar me dejaba atónita. No sólo porque es divertidísimo, sino porque con su voz profunda transmite autoridad y mucho conocimiento. Tiene mi más absoluta y sincera admiración desde entonces y para siempre.

 

Entender cómo funciona nuestro cerebro

Para saber cómo y por qué funciona la metodología GTD® es fundamental entender cómo funciona nuestro cerebro. Y aunque no utilices GTD® —o no te interese–, sólo podrás cambiar hábitos y aumentar tu efectividad si logras entender por qué hacemos lo que hacemos.

Es más, aunque tampoco quieras aumentar tu efectividad, saber cómo funciona tu cerebro es apasionante.

Por ejemplo, ¿por qué procrastinamos? El Dr. Piers Steel nos da la fórmula de la procrastinación. Pueden ser varios los motivos: porque no le vemos valor a las cosas, por desconocimiento o por miedo a fracasar ¡qué descubrimiento leer su libro!

Leer a Daniel Kahneman para entender que tenemos dos procesos de pensamiento —Sistema 1 y Sistema 2–, lo cual nos da pistas sobre nuestros comportamientos. O como dice José Miguel Bolívar, te preguntarás «cómo hemos llegado como especie a donde hemos llegado con esta castaña que tenemos sobre los hombros».

Que nuestra mente está para crear, para pensar, para tomar decisiones. No es un almacén de recordatorios. Para almacenar información ya están las máquinas, el Big-Data o tu mente extendida para sacarlo todo de tu cabeza.

O descubrir qué nos hace felices, explicado maravillosamente por Paul Dolan. Y es que «Las personas tenemos una serie de creencias sobre qué nos hace felices y qué no».

 

El arte de enfriar el pensamiento

Para mí fue revelador poner en práctica el paso de «Aclarar» porque me ayudó a desarrollar el hábito de enfriar el pensamiento

Fue un avance importante teniendo en cuenta que siempre había sido de naturaleza impulsiva. Preguntarme, ante cada cosa que llama mi atención, ¿qué significa para mí? 

Responderme en función de la información disponible, de manera reflexiva, honesta y en diferido, aumentó exponencialmente mi efectividad. Básicamente porque dejé de frustrarme con cosas que no debería haber hecho. Efectividad no es otra cosa que hacer bien las cosas correctas. 

 

Liberarme de las frustraciones

Unido al punto anterior, hubo otro paso revelador en la liberación de las frustraciones constantes. En algún lugar (que no consigo recordar), leí algo así como «Las listas del fracaso: lo que frustra planificar».

Confieso que planificaba todas las semanas, todos los días, a todas horas. Mi calendario era una lista de tareas que tenía que tachar a toda costa. Me iba la vida en ello, pero no contemplaba imprevistos ni cambios de planes. Era una lucha constante que me dejaba agotada. 

Con GTD® descubrí que la vida no está diseñada para ser monótona y repetitiva ¡y menos para mí! Así que, tan pronto fui consciente de que planificar era una fuente de frustraciones, mi vida cambió profundamente. 

Aprendí a hacer lo que tenía más sentido en cada momento.

 

Aprender a lidiar con el email

El mal que nos aqueja a los profesionales del conocimiento ¿Alguien pensó, de verdad, que fue un gran invento la Blackberry? ¿Tener el email en el bolsillo os ponía a cien? Sí, a mí también ¡qué gran error! O no.

Porque como cuenta Julen Iturbe en su blog, el problema (y la solución) no está en la bandeja de entrada del email, sino en el uso que le estamos dando. Cada persona debe decidir de qué forma se conecta, qué aplicaciones utiliza y llevar el control de la conexión digital. 

Hilando con lo anterior, si dedicamos unos minutos a «aclarar» nuestra bandeja de entrada en lugar de responder «en caliente» a todo lo que entra como si nos fuera la vida en ello, no sólo enfriaremos el pensamiento, sino que ganaremos en efectividad. Si quieres saber más, no te pierdas este post de José Miguel Bolívar.

 

Trabajar en la Red OPTIMA LAB

Por supuesto, otro cambio radical en mi vida fue incorporarme a la Red OPTIMA LAB. Yo, que había trabajado en algunas de las grandes multinacionales en los últimos 20 años, me di cuenta de qué poco se sabe de efectividad en las más importantes organizaciones. Qué pérdida de tiempo, qué pérdida de foco y qué despilfarro de recursos.

Además, trabajar en la Red me aporta un continuo aprendizaje donde nos alimentamos mutuamente de nuestros conocimientos y de las diferentes perspectivas practicando la inteligencia colectiva.

Cuando pensaba que ya peinaba canas para darle otro giro de tuerca a lo que ya está inventado, en OPTIMA LAB he aprendido que tenemos en nuestras manos todo lo necesario para seguir innovando.

Nuestros resultados se basan en una fórmula muy sencilla: nivel de compromiso y nivel de coherencia entre lo que deseamos y lo que hacemos para que suceda.

La efectividad no es trabajar más, es hacer bien las cosas correctas. Y que no se trata de esforzarse más, sino de desarrollar el hábito de pensar para ganar en efectividad.

Y, no menos importante, he aprendido a distinguir entre una idea y una ocurrencia 😉

 

Conocer personas usuarias de GTD® alrededor del mundo

Vivimos en un mundo global, lo cual tiene sus ventajas.

Entrar en el mundo de la efectividad personal me ha permitido conocer, en muy poco tiempo, a personas extraordinarias. Bien a través de las formaciones oficiales de GTD®, tanto en los cursos como en los módulos, bien a través de mi proceso de certificación. 

Quién me iba decir que pasaría horas charlando cada tarde con mi colega Stephan o me moriría de risa a todas horas con mis amigas de Israel, Idit y Noah.

En este arranque en algunos países de Latinoamérica —a pesar de esta pandemia que ha sido como un palo entre las ruedas— he conocido a docenas de seguidores de la metodología ¡espero el momento de conocer a alguna seguidora, también!

Podría continuar, dejo muchas cosas en el tintero. Pero lo realmente importante: lo que la efectividad personal ha unido que nada ni nadie lo separe.

¡Gracias por el ejercicio, Marta!

Comentarios

Helga avatar
Helga


Hola Laura! Felicidades por todo lo que has logrado en este último año y por lo que intuyo, por tus palabras ¡mucho y, verdaderamente, gratificante! Por mi parte, añadiría que muy inspirador para todos los que nos hemos iniciado en esta metodología. Y por caminos insospechados los míos, que ni por asomo me hubiese imaginado, cuando "alguien" me habló de gtd (tú ya sabes), acabar haciendo el curso oficial, haciendo mis revisiones semanales como un reloj e intentando sumergir a mi hijo adolescente en este mundillo de la efectividad (aunque me repita lo pesada que soy jajajaja). Un súper abrazo!!!

Laura Sastre avatar
Laura Sastre


Muchas gracias Helga, como ves hay muchas cosas que están en nuestro círculo de influencia, ¡incluso en este año 2020!
Me alegra saber que persistes como madre con Daniel, estoy segura de que en uno años lo agradecerá ;)
La efectividad personal es un modo de vida, llega un punto en ele que te preguntas cómo era antes de GTD®.
Un abrazo virtual y a seguir practicando.
Laura.

Fernando Rius avatar
Fernando Rius


Hola.muy revelador del poder de gtd .impresionante!! Gracias.

Laura Sastre avatar
Laura Sastre


Muchas gracias Fernando, de un modo u otro, GTD® nos cambia la vida ¡a mejor! ;)
Un abrazo.
Laura.

Todo el contenido de Mente Extendida, el Blog de Laura Sastre, está bajo una Licencia Creative Commons 4.0 Internacional (Reconocimiento - Compartir bajo la misma Licencia).

2019-2020 Laura Sastre - Algunos derechos reservados

Ir al contenido