Mente Extendida

El Blog de Laura Sastre

Optima infinito

Cuánto estrés libera hacer un barrido físico

| tiempo de lectura 4:53'
Cuánto estrés libera hacer un barrido físico

Estés o no en el mundo de la efectividad personal con GTD, quizás encuentres valor y te resulte curioso saber cuánto estrés libera hacer un sencillo barrido físico.

El barrido físico es una de las tres prácticas o técnicas a la hora de capturar todo aquello que llama tu atención. Además, es una parte esencial de la metodología cuando estás implementando GTD y también de la Revisión Semanal de tu sistema.

Sólo es una observación empírica, así que voy a lanzar un triple y me apuesto un guisante a que acierto. ¿Has llegado a realizar un barrido físico completo de tu entorno de trabajo? ¿Y de tu casa? ¿Te saltas el barrido físico en tu Revisión Semanal?

No son pocas las veces que he observado menos interés por el barrido físico del que suscita un barrido mental. Es más, hay quien ya ha sustituido el barrido físico por el barrido digital «porque no manejo papeles».

He aquí algunos aspectos relevantes para liberar estrés gracias al barrido físico.

1 Los objetos ocupan espacio físico y también mental

Si echas un vistazo a tu entorno ahora mismo ¿eres capaz de encontrar algo que no esté en su lugar? Es decir, algo que no pertenezca permanentemente a ese lugar físico. 

Si abres tu cartera, puedes encontrar cosas que pertenecen a su lugar: dinero, tu identificación, el carnet de conducir. Pero ¿qué me dices de ese ticket de compra? 

Las cosas, igual que los recordatorios que tienes en tus listas, pertenecen a un lugar, ya sea la papelera, un archivo o pueden ser el desencadenante de una acción o de un proyecto.

Aunque no lo creas, tener cosas fuera de su lugar no sólo ocupan espacio físico, sino que ocupa un lugar en tu mente. Cada vez que ves ese ticket de compra en tu cartera recuerdas que tienes pendiente tomar una decisión. Es posible que tengas que sacarlo de tu cartera, escanearlo y enviarlo a tu contable porque es un gasto para desgravar en la próxima declaración de tu empresa.

Todo el tiempo que ese ticket siga ahí, estará recordándote algo que no haces. Creará una disonancia cognitiva porque no coincide el lugar con su significado, además de ser una fuente de estrés subliminal totalmente innecesario.

2 El barrido físico es algo más que recopilar papeles

Es cierto que cada vez vivimos —afortunadamente— en un mundo más sostenible sin papeles. Por lo tanto, es fácil creer que no necesitas hacer un barrido físico. Sin embargo, convivimos en espacios llenos de materia. ¿Qué me dices de esas pilas que están encima de tu mesa desde hace semanas? ¿Qué piensas cada vez que las ves? 

Esas pilas, como tantas otras cosas, te están hablando aunque no escuches. Por supuesto, dudo que se trate de un elemento decorativo que conjunte maravillosamente bien con esa orquídea que da vida a tu mesa de trabajo. Lo más probable es que necesites hacer algo con ellas. 

Aunque digas que esas pilas no te molestan, lo cierto es que puede que quieras llevarlas a un punto de reciclaje. Quizás tengas que anotar el tipo de pilas que necesitas para añadirlas a tu lista de la compra. O, simplemente, quieras pedirle a alguien que ponga las pilas en el mando a distancia.

Así que tu barrido físico tiene vida más allá del papel.

3 Barrer no es lo mismo que ordenar

Otra confusión común es creer que GTD te invita a poner orden. Todo lo contrario, un barrido —físico, digital o mental— forma parte del hábito de capturar, por lo tanto, te invita a no pensar. Lo de menos es decidir «cómo pones qué». 

Capturar cosas físicas nada tiene que ver con ordenar tu mesa o tu habitación. Sabes que algo no está en el lugar al que pertenece y lo apilas todo en un mismo lugar. Ya veremos qué vas a hacer con ello. Dejar las cosas ordenadas y bonitas es irrelevante para tu cerebro si lo que pretendes es librarte del estrés.

¿Ves ese montón de folletos encima de tu mesa? Claro que los ves, todos los días. Y, como las pilas, puede que no le hagas caso, pero te incomoda porque sabes que ahí hay una decisión pendiente de tomar

La solución no es ordenar y meter los folletos dentro de un cajón, eso ya lo sabes. Si lo haces, el ruido seguirá en tu mente.
Pero no lo capturas, dejas un día más los folletos encima de tu mesa porque ya te va bien dejar ahí la taza del café. Y así es como vives en el día de la marmota.

4 Barrer no es lo mismo que tirar

A mí me duele en el alma tener que tirar cosas. Soy amiga —o prima lejana— del filósofo griego Diógenes. A pesar de mis continuas mudanzas, me cuesta tirar, esa es la verdad.

Independientemente de que seas de conservar o tirar, la clave está en prestar atención en lo que puedes querer o necesitar.

Como dice David Allen, no importa que quieras conservar todas tus fotos y todos tus libros, siempre y cuando estén en el lugar que les corresponde y donde quieras que estén.  Así que si quieres seguir conservando objetos físicos, adelante, siempre y cuando estén organizados —que no ordenados— en el lugar al que pertenecen.

5 Un barrido físico es algo que requiere su tiempo

Si crees que cinco minutos te sobran para hacer un barrido físico es que eres del estilo minimalista. Lo cual está genial. Sin embargo, un barrido físico de verdad de tu entorno laboral y de tu entorno familiar puede llevarte horas, dependiendo del grado de compromiso que adquieras, claro.

Un divertido ejemplo de lo que significa hacer un barrido físico es este breve vídeo donde David Allen guía a una conocida presentadora de la televisión holandesa en su propia casa → https://www.youtube.com/watch?v=JcGAsrMD3fk

De hecho, David Allen en su libro Organízate con eficacia te pone ejemplos de cómo y dónde hacer un barrido físico: desde notas, papeles, tarjetas de visita, a cajones, equipamiento de oficina, armarios, etc. Cinco minutos, really?

Conclusiones

Capturar es un hábito crítico, y el primer paso para alcanzar el estado «mente como el agua» en palabras de David Allen. O, en palabras de José Miguel Bolívar, Capturar no es una elección.

El barrido físico, al igual que el mental y el digital, te permite identificar todo aquello que no está donde tiene que estar. Y, algo más relevante, en esas capturas puedes encontrar cosas que requieran acción o pueden ocultar proyectos. 

Si no se capturan estas cosas, ocupan espacio físico y también espacio mental. En algún lugar de tu cerebro te seguirás diciendo que deberías tomar una decisión. Lo contrario es perder el tiempo y acumular un estrés totalmente innecesario.

Comentarios

Helga avatar
Helga


Bueno, bueno, pues te debo un guisante porque acertaste 🙈 Lo del barrido físico confieso que no lo hago a menudo. Me encantó tu post porque ha sido un zasca bien dado jajajajajaja En mi próxima revisión no faltará!!

Laura Sastre avatar
Laura Sastre


Hola Helga, me alegra que este post haya dado en el clavo ¡no eres la única que se salta el barrido físico!
Ya me contarás si hay un antes y un después ;)
Un abrazo. Laura.

Todo el contenido de Mente Extendida, el Blog de Laura Sastre, está bajo una Licencia Creative Commons 4.0 Internacional (Reconocimiento - Compartir bajo la misma Licencia).

2019-2021 Laura Sastre - Algunos derechos reservados

Ir al contenido