Mente Extendida

El Blog de Laura Sastre

Optima infinito

¿En qué notan los demás que utilizas GTD? (I)

| tiempo de lectura 4:48'
¿En qué notan los demás que utilizas GTD? (I)

Recientemente escuché el entretenido podcast GTD Ep. 111: GTD for Creative People, donde me llamó la atención el tema sobre en qué notan los demás que utilizas GTD. Nada más y nada menos que una conversación entre Kelly Forrister, David Allen y dos usuarios de GTD, Evan (músico) y Danny (abogado). 

Por supuesto, me sentí identificada y capturé algunas ideas para el post de esta semana —y el de la semana que viene— pues me dio material suficiente para explicar, desde mi experiencia personal, en qué notan los demás que utilizo GTD ¿Te pasa a ti también?

 

1_Te acuerdas de todo, y no porque tengas una memoria prodigiosa

La memoria operativa da para lo que da, por mucho que entrenes tu cerebro. Siempre he presumido de buena memoria, sin embargo, no fui consciente del despilfarro energético que suponía esforzarme por retener información hasta que me topé con GTD. 

Ahora me siento infalible porque tengo todo lo que quiero y necesito en mi mente extendida.

La mayor ventaja es que, cuando has desarrollado los hábitos de la metodología, vives de manera más relajada, sin sobresaltos y con la confianza de que, lo que no quieres que se te olvide, está a buen recaudo.

Hay una diferencia abismal entre vivir con y sin olvidos. Una cosa es vivir frustrándote una y otra vez cada vez que olvidas hacer una llamada, enviar un email o llegar a casa sin haber comprado el pan y otra, muy diferente es vivir con la tranquilidad de que no has olvidado nada de lo que querías recordar en el momento oportuno. 

 

2_¡Haces un montón de cosas!

Ser una persona efectiva se traduce, entre otras muchas cosas, en un aumento de tu productividad. Es decir, que ser más organizada e incorporar las buenas prácticas de las personas efectivas para que fluyan de manera natural, se traduce en conseguir cerrar más asuntos. 

Además, con GTD consigues avanzar en muchos temas a la vez. A mis amistades les llama la atención la cantidad de palos que toco «¡y todo lo haces bien!», me dicen. En realidad el mérito no es mío —les digo—, pon GTD en tu vida

Aprendes a poner la atención adecuada en el momento adecuado y a gestionar tu energía haciendo muy bien las cosas que querías hacer ¡te sentirás como la hormiga atómica!

Evan, el músico que cuenta su experiencia con GTD, explica cómo ha dejado de vivir en el caos. GTD le ayuda a poner una estructura en su vida para ir avanzando en lo que quiere conseguir.

Pones el foco en las cosas que haces en lugar de ir saltando de un lado a otro.

 

3_Eres una persona más creativa 

Algo que jamás escuché antes de mi vida con GTD. Tenía tanto ruido en mi cabeza, que siempre lamentaba no tener buenas ideas. Siempre fue un lastre para mí sentirme así.

Ser consciente de nuestro potencial creativo es uno de los mayores descubrimientos que he hecho con la metodología. Somos seres creativos por naturaleza. Lo que David Allen explica es que necesitas espacio mental para que la creatividad fluya.

GTD consiste, básicamente, en crear una mente extendida para que uses tu mente para crear y tener ideas, no para guardar información ¿tiene sentido para ti? 

Se lo cuenta Evan a David Allen en la entrevista del podcast. Cuando entra en el estudio con la mente vacía antes de iniciar su proceso creativo, hace más, consigue más y mejores resultados. Es consciente de que necesita tener su cabeza en el lugar adecuado para hacer algo realmente bueno. Entra en el estudio, cierra la puerta y sabe que no se tiene que preocupar de nada, sólo de aprovechar el momento más creativo que jamás haya tenido.

También Daniel Goleman habla de que las ideas creativas florecen si encuentran espacio. En su libro Focus nos pone de ejemplo cómo el director general de SalesForce «se topó» con nuevas ideas, perspectivas y direcciones en unas vacaciones a Hawai a donde había ido a relajarse.

En consecuencia, me cuido muy mucho de disponer de tiempo libre y de descansar para aumentar mi creatividad.

 

4_Disfrutas más con lo que haces

Soy de las que piensan que a este mundo no hemos venido a sufrir. Ya que estamos de paso, disfrutemos del camino. Con o sin GTD, hay tareas que dan una pereza que te mueres, como llevar el coche al taller. 

Sin embargo, pensar en los beneficios de tener mi coche a punto, hace que valga la pena llevarlo al taller en lugar de jugar a la ruleta rusa y arriesgarme a que me deje tirada en plena noche y a 400 kilómetros de mi casa ¿no te parece?

Sabes que David Allen se prodiga en las redes sociales con vídeos de apenas dos minutos (o menos) y últimamente me llama la atención esto que repite constantemente: «si significa algo para ti, va a tu sistema». Y ahí radica, en mi opinión, otro punto de vista clave que solemos pasar por alto. 

Cuando hago mi Revisión Semanal, reflexiono y me pregunto si todo lo que tengo en mi sistema significa algo para mí. Si la respuesta es no, lo saco. Así de simple. 

La conclusión a la que quiero llegar es que, si todo lo que tienes en tu mente extendida significa algo y aporta algún valor, es más probable que disfrutes haciéndolo, incluso si se trata de obligaciones o tareas mundanas como limpiar tu jardín. Si tiene un propósito, lo encaras de otra manera 😉

 

5_Estás de mejor humor

Obviamente la vida no es siempre de color de rosa. Sin embargo, cuando eres una persona efectiva, todo fluye. 

Duermes bien, sientes cómo abandonas (ahora sí) el estrés que te ha acompañado durante tantos años y que tan millonarios ha convertido a psicólogos y terapeutas a nuestra costa. Ya no te levantas sintiendo que te vas cada mañana al combate donde, para más inri, te ha tocado (otra vez) estar en primera línea de batalla.

Desde que utilizas GTD sientes que tienes todo bajo control porque confías al 100% en tu mente extendida. Ya no te agobias ante la cantidad de cosas que tienes por hacer. Asumes que así es la vida.

Simplemente eliges qué va primero, lo terminas y pasas a tu siguiente tarea. Eliges, ejecutas, tachas. Eliges, ejecutas, tachas. Y así es como entras en el estado de flow. Entrando en este estado ¡cómo no estar de buen humor!

Lo que hacemos y cómo nos comportamos repercute en nuestra efectividad y también en los demás. Por eso, la semana que viene te contaré más cosas que notan los demás cuando utilizas GTD.

Como dice David Allen, «GTD is not simply about getting things done. It’s about being appropriately engaged with your work and life».

 

Todo el contenido de Mente Extendida, el Blog de Laura Sastre, está bajo una Licencia Creative Commons 4.0 Internacional (Reconocimiento - Compartir bajo la misma Licencia).

2019-2021 Laura Sastre - Algunos derechos reservados

Ir al contenido